"Muerte en la rúa Augusta" de Tedi López Mills


Es un poema narrativo que ganó el Premio Javier Villarutia 2009, y bien, a pesar de ser un poema narrativo, en ocasiones, parece ser que la autora escribe prosa, pero cuando se leen algunos versos, la belleza de la palabra nos hace pasar por los paisajes más delirantes en los que se desarrolla la historia de Gordon, el personaje principal.
La contraportada dice:

Luego de ser jubilado por su comportamiento inestable, el señor Gordon experimenta el desdoblamiento de su espíritu en un edén artificial, californiano. A la sombra de un árbol de mil hojas, casi al borde de una alberca, Gordon transcribe sus pensamientos, recuerdos y preguntas mientras intenta sortear el acoso de su esposa o su mejor amigo, y dialoga con una voz interior decidida a acabar con su cordura.
"Muerte en la rúa Augusta" es el diario de un personaje que se canibaliza a sí mismo. En este poema narrativo, Tedi López Mills ahonda magistralmente en la máquina de la conciencia para exhibir sin recato donde reside ese fino hilo que nos mantiene atados al mundo.

Gracias a este libro, me puse a pensar en la locura, y me recuerda un poco a lo que pasa con el personaje de "La Ventana Secreta", de Stephen King, y me hace preguntarme: ¿Cómo es que uno sabe que esta loco?
El libro fue publicado por Editorial Almadía, y contiene 152 páginas.

"Navidad en Las Montañas" de Ignacio Manuel Altamirano

Esta novela corta fue escrita en 1871 por Ignacio Manuel Altamirano quien, además de ser escritor, también fue periodista, maestro y político que apoyaba el liberalismo y tomó parte en la Revolución de Ayutla, en el México de aquel tiempo.
Ahora, la novela es muy buena, aunque dependiendo del tipo de lector que seas, podrías llegar a pensar que el libro es aburrido, pues, además de que es una historia sencilla y muestra el amorío entre dos personas de un pueblo, también refleja la visión política y filosófica de Altamirano, además de su percepción de la religión; tambipen logra describir las costumbres y tradiciones de los pueblos mexicanos que había en aquella época.
Como dije, puede parecer aburrido para algunos lectores, incluso a mí me pareció cuando comenzé a leerla, pues en ocasiones parecía desviarse de la narrativa hacia una especie de ensayo sobre política, filosofía y religión - sobre todo religión -, pero el estilo de escritura y el bello lenguaje que caracteriza esta obra, hace que los defectos que pudiera tener al desviarse a otros temas, se desvanezcan para darnos unos momentos de fantasía y regocijo que caracterizan esa época de la Navidad.
Trata sobre un soldado que, viajando en las montañas, asiste a una fiesta navideña que se lleva acabo en un pueblo, y ahí descubre las tradiciones y costumbres que los caracterizan. Como pueden ver, es un argumento muy sencillo, pero la estrategia narrativa es esquisita.
Altamirano es también autor de "Clemencia" y "El Zarco", la cual es considerada una joya de la literatura mexicana.
La edición que leí es una editada por el Grupo Editorial Tomo, y contiene unas 99 (muy corta a decir verdad).

"El Palacio de la Noche Eterna" de José María Latorré


Tal vez en mi país haya varias personas que conozca que quizá ya leyeron éste libro, y lo digo porque ésta novela me la prestó el hermano de un amigo de mi hermano que curiosamente va en la misma escuela que yo, y él leyó la novela por una asignatura que alguna vez llevamos ambos. En un principio, cuando me puse a hojear el libro dije: "¡Vaya!, veamos que tal está, parece bueno", y después me decidí a leerlo.
Y así terminé de leer las primeras treinta-y-tantas páginas cuando el hermano del amigo de mi hermano me preguntó: "¿Sí te está gustando ese libro", a lo que le contesté afirmativamente, pues me estaba pareciendo bueno, sobre todo en estilo; investigué al autor y me encontré con que también es crítico de cine y de literatura, y pensé: "Pues con razón tiene buen estilo narrativo".
Iba pasando la mitad del libro cuando comenzó a aburrirme, pues el autor estaba metiendo mucho preámbulo, y me pareció que estaba metiendo muchas páginas innecesarias, pues el argumento es bueno, pero la historia pudo haber dado para más y mejores páginas si el argumento hubiera estado en manos de Stephen King o Dan Simmons, pero no hay nadie como esos dos escritores, y dudo que lo haya en los próximos treinta años.
Como les iba diciendo, el libro se iba tornando aburrido, y una vez que se llega al clímax y casi al final de la historia, me quedé con una idea que parecía ser: "Que pendejada". Bueno, tal vez soy muy duro, pero casi casi esa fue mi idea.
Sin más ni menos, no recomiendo este libro, aunque tal vez podría ser una buena novela para niños de entre diez y trece años, no se si ellos se aburrirían, pero recuerden que ésta es una opinión exclusiva de mi persona. El libro contiene 232 páginas - muchas de las cuales me parecen innecesarias -. Hasta pronto.