"Las Batallas en el Desierto" de José Emilio Pacheco


































Este pequeño librito es la única novela corta de José Emilio Pacheco; trata sobre un niño llamado Carlos, el cual vive en la colonia Roma de la época del régimen del ex-presidente Miguel Alemán Valdéz, una época en la que había muy pocas preocupaciones para los niños, no como ahora que se tienen que procupar de todo. Bueno, la cosa es que Carlos, el niño, tiene un amigo llamado Jim, el cual es de esos niños riquillos, a pesar de ser así, Jim no es nada presumido, se porta como cualquier otro niño, es por eso que a Carlos le cae bien. Bueno, la madre de Jim es la novia de un importante político mexicano, y por lo que dice el libro, la señorita es muy hermosa, y de ahí la razon por la cual Carlos se enamora de ella. Todos se enteran de su enamoramiento y su hermano lo anda alabando, su madre se ve preocupada por su reputación, y lleva al niño a la iglesia, mientras que el padre simplemente piensa que el niño se ha vuelto loco y lo lleva al psicólogo.

La novela está contada en primera persona por Carlos, quien cuenta la historia siendo ya un adulto, y nos relata como va en busca de cualquier persona de aquel pasado, pero no encuentra a nadie, excepto a un compañero de escuela, quien le dice que Mariana, la madre de Jim, se suicidó, no les relataré más; lo que dice la contraportada es:

"Historia de un amor imposible, narración de un terror cotidiano que los protagonistas preferirían creer que se trata de algo fantasmagórico, Las batallas en el desierto es una magistral novela breve que involucra otros aspectos como la corrupción social y política, el inicio del México moderno y la desaparición del país tradicional, el testimonio de las transformaciones de nuestras vias y nuestra historia, y el rescate de las memorias individuales y colectivas de una ciudad a la que José Emilio Pacheco ama profundamente, pero recrea sin nostalgia y denuncia de manera implacable.
Desde su aparición esta novela corta, traducida al inglés, francés, alemán, italiano, ruso, japonés y griego, y publicada en otras partes del mundo hispano, asombró por su aparente sencillez y la estructura compleja que tiende lazos para una variedad de lecturas múltiples y diferentes, y para una complicidad que hermana para siempre al lector con el autor".

Por la pesadez de la lectura, recomendaria este libro para niños de diez y doce años, pero por el contexto y algunas situaciones que se presentan en el libro, recomiendo el libro para personas mayores de quince años. El libro tiene apenas 68 páginas.

0 comentarios: